Cualquier instalación de gas de uso doméstico, comercial o industrial representa un riesgo para las personas y para las estructuras de los inmuebles. El Gas LP es un producto de gran utilidad en los hogares, sin embargo se debes ser cuidadoso en su uso por su alta volatilidad, inflamabilidad y toxicidad para el organismo.

Es recomendable hacer una revisión y mantenimiento periódicos de las instalaciones, con el fin de detectar posibles fugas o fallas en las llaves de paso, ya que está comprobado que la mayoría de los accidentes por Gas LP están asociados a descuidos de los propios afectados.

También se recomienda mantener bien ventilada el área donde se usan los aparatos de gas, ya que las combustiones de gas, así como las acumulaciones de monóxido de carbono, pueden ser mortales.

Evita fugas de gas:

  • Haz que revisen la instalación de gas LP al menos una vez al año.
  • Nunca uses conexiones de manguera que no sean certificadas para instalaciones de gas LP
  • No utilices cuchillos, navajas o cualquier instrumento de filo para retirar los sellos de seguridad de un conector.